Parmigiana de berenjena

Mis orígenes son varias: un poco de Lombardia, un poco de Liguria y de Sicilia.

Os voy a contar un poco de Sicilia con esta receta deliciosa como entrante en tus cenas de gala.

Ingredientes:

5 berenjenas

1 manojo de albahaca

4 dl de salsa de tomate

1 cebolla pequeña

1 diente de ajo

150 gr de queso tierno “primo sale”

parmesano rallado

aceite de oliva extra virgen extra

aceite de semilla de girasol

azúcar

sal y pimienta

Dorar en la cazuela con un hilo de aceite el ajo aplastado y no cortado y la cebolla picada. Verter la salsa de tomate, sazonar con sal y pimienta, añadir una pizca de azúcar y algunas hoja de albahaca y cocer a fuego lento durante vente minutos. Al final de la cocción eliminar el ajo y la cebolla y reservar.

Cortar la berenjena en rodajas, bien lavadas; espolvorear con sal y dejar durante 1 hora en el escurridor para que se elimine el liquido de vegetación. Pasado el tiempo necesario, taponar las rodajas con papel de cocina y freírlas en aceite de semillas de girasol; luego escurrirla perfectamente.

Cubrir el fondo de una fuente de horno con las berenjenas fritas, salpicar encima algunas cucharada de salsa de tomate frito, un puñado de queso rallado, algunas hojas de albahaca y lonchas de queso fresco “primo sale”. Cubrir con otro estrato de berenjenas y continuar de la misma manera hasta terminar los ingredientes. Completar con una capa de salsa de tomate y abundante queso rallado.

Poner al horno por unos 30 minutos. Terminada la cocción, dejar entibiar y servirla.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *